Estado actual del túnel de Labradores que será trasformado. Foto: J.A.
Estado actual del túnel de Labradores que será trasformado. Foto: J.A.

La Concejalía de Movilidad y Espacio Urbano iniciará en los próximos días la ejecución de las obras de mejora y reparación en tres de los pasos peatonales inferiores al ferrocarril, en concreto el de Arco de Ladrillo, Labradores y San Isidro. Esta intervención corresponde a una partida de Presupuestos Participativos del ejercicio 2018 y que cuenta con un presupuesto total de 105.000 euros.

La solución adoptada se ajusta a normativa de aplicación y a los 35.000 euros de presupuesto disponible para cada túnel. Para la correcta ejecución de las obras descritas en el presente proyecto, se precisa un plazo de ejecución de dos meses.

Paso peatonal inferior a ferrocarril Calle Arco de Ladrillo

El ámbito de actuación se sitúa en la zona próxima a los accesos al paso peatonal inferior y al propio paso. En la actualidad el túnel de Arco de ladrillo está en uso, encontrándose con una correcta pavimentación, realizada hace escasos años, que no presenta desperfectos.

Este túnel tiene 23,30 m de longitud, 3,87 m de anchura y altura libre 2,20 m presenta en una de las paredes laterales cuatro luminarias, sustituidas recientemente. En el techo del mismo se observan en algunas zonas las armaduras oxidadas de la losa de hormigón armado. Se ha desprendido el hormigón de recubrimiento de las mismas. Los pasamanos no tienen la longitud suficiente, ya que solo aparecen en parte de las rampas.

El acabado de las paredes que conforman el túnel está en mal estado: el paramento está alicatado y pintado; sobre la pintura aparecen numerosas pintadas, consecuencia del vandalismo.

Paso peatonal inferior a ferrocarril Calle Labradores

El ámbito de actuación se sitúa en los tres accesos al paso peatonal inferior y al propio paso.

En la actualidad el túnel de Labradores está en uso, encontrándose con una correcta pavimentación, realizada hace escasos años, que no presenta desperfectos.

Este túnel presenta diferentes tramos, con una longitud total de aproximadamente 60 m, una media de 3,00 m de anchura y altura libre media de 2,20m, a excepción de un tramo de unos 7 m en los que la altura es de 3,30 m.

Sus accesos son rampas de longitudes 15,75 m en calle Labradores y 31,50 m en la Avda de Segovia, y un acceso mediante un tramo de escaleras, de 2,70 m de anchura, en la calle Estación.

A lo largo del túnel presenta una iluminación mediante luminarias que en unos tramos se situan en las paredes y en otros en el techo.

En el techo del túnel, principalmente en las embocaduras del mismo se observan zonas en los que han quedado vistas las armaduras oxidadas de la losa de hormigón armado, puesto que se ha desprendido el hormigón de recubrimiento de las mismas.

Los pasamanos en rampas y escaleras no tienen la longitud suficiente, ya que solo aparecen en parte de los tramos.

El acabado de las paredes que conforman el túnel está en mal estado: sobre la pintura deteriorada aparecen numerosas pintadas, consecuencia del vandalismo; Las rejillas de fundición de las canaletas de saneamiento están sueltas, hundidas, obstruidas.

Las luminarias en pared no están en buen estado.

Paso peatonal inferior a ferrocarril San Isidro

El ámbito de actuación se sitúa en el paso peatonal inferior al ferrocarril y en sus dos rampas de acceso. En la actualidad el túnel de San Isidro está en uso.

El túnel tiene una longitud de 43 metros en un único tramo recto, y de 3,00 m de anchura y altura libre media de 2,55 metros.

El acceso desde la calle Estación a la altura de la calle San Isidro es una rampa recta de longitud 28.36 m paralela a la vía y de anchura de 2,80 m. El acceso desde la calle Salud es una rampa de 31 m y una anchura media de 3,20 m.

El túnel presenta una iluminación correcta, mediante diez luminarias en el techo, separadas unas de otras 4,45 m. Los pasamanos en rampas no tienen la longitud suficiente, ya que solo aparecen en parte de los tramos.

El acabado de las paredes que conforman el paso inferior al ferrocarril y las rampas de acceso al mismo está en mal estado; sobre la pintura deteriorada aparecen numerosas pintadas, consecuencia del vandalismo y falta de mantenimiento.

Dadas las características del túnel de 3 metros de ancho, los trabajos de sustitución del pavimento suponen que el acceso al mismo esté cortado durante un mes, ya que son incompatibles con el tránsito simultáneo de personas.

La fecha de inicio previstas de estas obras en el túnel de San Isidro es el 28 de octubre.

No hay comentarios