Gorka, como le llaman en su entorno y se reconoce aunque su DNI no lo respalde, es un joven que, como otras personas trans, está en plena batalla burocrática con el Registro Civil para lograr un gran pequeño trámite, cambiar su nombre: “Quiero que realmente se me trate como yo me siento y como yo soy”. Denuncia que en Valladolid el Fiscal deniega “sistemáticamente” las solicitudes, saltándose la instrucción de octubre de 2018 que lo permite, remitiéndolo a Madrid y alargando el proceso burocrático.

Los trámites que Gorka ha seguido pasan por presentar en el registro una solicitud que haga referencia a la instrucción que permite cambiar el nombre en el DNI, que no el sexo, cuando no se cumplen los requisitos de la Ley 3/2007, junto con el certificado de empadronamiento, la fotocopia del DNI y la partida de nacimiento: “Cuando llegas a registro el funcionario te ‘recomienda’ presentar como mínimo tres documentos más para ‘agilizar y facilitar’ el trámite burocrático”, documentos que asegura “no son necesarios” además de que “son bastante complicados de conseguir y tienen que venir de sitios con peso” como instituciones, sindicatos o asociaciones.

El pasado mes de junio recibió el informe desfavorable del Fiscal al Registro Civil, pese a haber presentado todos los documentos, los requeridos oficialmente y los “recomendados”. Rechaza el cambio de nombre alegando que “hasta que al menos no se produzca un cambio de la inscripción del sexo, el afectado seguirá inscrito como mujer, incompatible con el nombre que se propone”. Denuncia que esta decisión del Fiscal está basada en “unos artículos ya derogados en la Ley de Registro Civil” ya que “hay artículos nuevos que empezaron a funcionar en 2017 y a mayores está la instrucción que permite el cambio de nombre”.

Textualmente, la instrucción de 23 de octubre de 2018, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, sobre cambio de nombre en el Registro Civil de personas transexuales, establece que: “En el supuesto de que un mayor de edad o un menor emancipado solicitara el cambio de nombre, para la asignación de uno correspondiente al sexo diferente del resultante de la inscripción de nacimiento, tal solicitud será atendida, con tal de que ante el encargado del Registro Civil, o bien en documento público, el solicitante declare que se siente del sexo correspondiente al nombre solicitado, y que no le es posible obtener el cambio de la inscripción de su sexo en el Registro Civil, por no cumplir los requisitos del art. 4 de la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas”.

“A día de hoy no tengo el nombre del DNI cambiado por estos motivos, al igual que les pasa a todas y cada una de las personas trans que lo solicitan”, denuncia sosteniendo que conoce otros casos en Valladolid, por lo que incluso están barajando la posibilidad de crear una asociación. Apunta también al desconocimiento de la normativa y los problemas que conlleva que “los que tienen que aplicar las leyes no hacen su trabajo como deben y se rigen por leyes ya derogadas”.

Entre los perjuicios que alega Gorka, destaca los “problemas” que ha tenido recientemente en su trabajo cuando finalmente lo ha denunciado: “Mucho Gorka y mucho baño, pero el pronombre no lo respetaban, me trataban en femenino, me tratan en femenino”. Alude también a la atención sanitaria, donde al no estar cambiado el nombre en el registro no le llaman ni Gorka: “Eso conlleva que cuando vas a esos sitios estés intranquilo, estés tenso, estés a la defensiva, quiero que esto pase ya, quiero que realmente se me trate como yo me siento y como yo soy”.

“A día de hoy en Castilla y León no hay nada que defienda nuestros derechos como personas trans”, concluye poniendo también en duda que la futura norma que se está tramitando en las Cortes vaya a satisfacer sus reivindicaciones y necesidades. Confía en que la ley estatal específica que actualmente sigue paralizada en el Parlamento salga adelante para abordar y blindar sus derechos, cambiando “todo lo que hasta ahora estamos pasando como personas trans”.

No hay comentarios