Protesta de la Asociación de en Enfermedades Autoinmunes y Vasculitis de Castilla y León en la Consejería de Sanidad. Foto: úC
Protesta de la Asociación de en Enfermedades Autoinmunes y Vasculitis de Castilla y León en la Consejería de Sanidad. Foto: úC

Los afectados por enfermedades autoinmunes han conseguido hoy, tras volver a manifestarse, que el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado deje de considerarles “invisibles” y pase de las palabras a la acción: La semana que viene pone en marcha la maquinaria burocrática para procurar a los afectados por este “complejo tipo de enfermedades” una atención integral y continuada localizada en una única unidad para los dos hospitales.

Este es el compromiso que han arrancado hoy al consejero los afectados convocados por la Asociación de en Enfermedades Autoinmunes y Vasculitis de Castilla y León, que al final de su protesta a las puertas de la Consejería han sido recibidos por el máximo responsable de la atención sanitaria en la Comunidad.

Según han apuntado integrantes del colectivo al finalizar la reunión, el resultado ha sido “positivo”, ya que Sáez Aguado ha anunciado que mantendrá la próxima semana reuniones con los responsables de las dos áreas de Salud para ir dando los primeros pasos en pos de la reclamada unificación de la atención a los enfermos.

“Nos ha pedido un plazo de dos semanas, que es el tiempo que necesita para negociar con los médicos afectados por la unificación las condiciones”, han señalado antes de recordar que el consejero “ha dejado claro que este cambio que venimos reclamando no implica un incremento presupuestario”. “Estaremos vigilantes”, han anunciado los portavoces de la Asociación.

La reunión con el consejero que ha tenido lugar esta mañana se ha producido después de que el colectivo trasladara a las puertas del hospital Clínico Universitario su protesta el pasado 16 de febrero. Con posterioridad se mantuvieron reuniones con los responsables de las dos áreas de salud, en la que se les trasladó apoyo por parte de la dirección médica. De hecho, el propio consejero Sáez Aguado, en declaraciones a la cadena SER, reconoció que veía con buenos ojos la propuesta.

Sin embargo, los responsables del colectivo, pese a las palabras del consejero no habían mantenido contacto con él, de ahí que hoy se volviera a repetir la protesta a las puertas de la Consejería. Hasta allí se han desplazado unas cuantas decenas de afectados que han vuelto a enfundarse chalecos amarillos reflectantes para “dejar de ser invisibles” ante la sociedad. Megáfono en mano han reclamado los compromisos que, tras la manifestación y el encuentro con el consejero, parece que han conseguido arrancar.

A la concentración a las puertas de la Consejería de Sanidad se sumaron de forma espontánea el conocido artista Manuel Sierra, así como el presidente de la Organización de Consumidores, Prudencio Prieto.

 

No hay comentarios