El alcalde habla con el concejal del PP, José Antonio de Santiago Juárez en presencia de Pedro Herrero, Antonio Otero y Charo Chávez, antes del inicio del pleno. Foto: Carlos Arranz / Ayuntamiento de Valladolid
El alcalde habla con el concejal del PP, José Antonio de Santiago Juárez en presencia de Pedro Herrero, Antonio Otero y Charo Chávez, antes del inicio de un pleno. Foto: Carlos Arranz / Ayuntamiento de Valladolid

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente ha estrenado su segundo mandato al frente del Ayuntamiento sin el apoyo de sus socios de Gobierno, los tres concejales de Valladolid Toma la Palabra, para incrementar un 25% las compensaciones que reciben los concejales sin dedicación exclusiva por asistencias a plenos y comisiones.

Tras el acuerdo alcanzado esta tarde gracias a los votos de PSOE, PP y Ciudadanos (Toma la Palabra ha votado en contra y Vox se ha abstenido) , los concejales ‘rasos’ que venían cobrando 917 euros al mes, pasarán a cobrar 1.150 euros.

La propuesta ha sido aprobada en el primer pleno de la legislatura que, además de aprobar cuestiones puramente formales para que comience a funcionar el Ayuntamiento (nuevo organigrama, competencias de cada concejalía, adscripción de concejales a comisiones y otros organismos municipales…) ha dado luz verde, esta vez por unanimidad, a retomar la ponencia de revisión del Reglamento Municipal.

Sin embargo, el acuerdo para reformar el Reglamento, se ha tornado discrepancia cuando se ha abordado la propuesta del alcalde de incrementar las compensaciones a los concejales sin dedicación exclusiva. Y ya lo avanzó la portavoz de Valladolid Toma la Palabra, María Sánchez: “Desde VTLP a pesar de no concitar apoyo en este punto hemos aplicado la reducción de sueldos en nuestro propio ámbito y hemos donado aproximadamente 200.000 euros en estos 4 años, por lo que ni la actividad ordinaria de nuestra plataforma ciudadana ni la pasada campaña electoral han tenido que financiarse con créditos bancarios. Creemos que no estaremos muy acompañados en esta posición pero en opinión de nuestro grupo, los cargos públicos deben estar remunerados debidamente, para evitar que solamente las personas más pudientes puedan ejercer temporalmente la representación pero sin perder la perspectiva de la sociedad en la que vivimos. ¿Si ha costado tanto subir el salario mínimo interprofesional a 900 euros por qué hay tanto consenso cuando se trata de subir el sueldo a los cargos públicos? Por ello, cuando se debata el artículo 7 plantearemos, una rebaja o reducción del 25% en todos los sueldos de representantes con dedicación exclusiva, con las mismas reducciones que planteamos hace 4 años a principio de mandato, lo que supondría un ahorro de más de 275.000 euros”, ha expresado Sánchez anticipándose al debate que vendría después y en el que el portavoz de Vox, Javier García, se ha abstenido por entender que la subida propuesta “no puede ser lineal”.

El teniente de alcalde Manuel Saravia ha sido el encargado de expresar la oposición de Valladolid Toma la Palabra a esa medida recordando que el Reglamento no se ha modificado desde 2014 y que desde entonces el IPC acumulado es de 3,6%, un porcentaje muy alejado del 25% de incremento finalmente aprobado. “No ha aumentado ni el trabajo ni el número de comisiones. Creemos que se trata de una subida desproporcionada e injustificada”, ha dicho.

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero, ha indicado que el acuerdo es “razonable”. “Se trata de una actualización acorde con lo que hay en otros ayuntamientos”, ha valorado antes de apuntar que “aunque se reduzca el número de comisiones el trabajo se multiplica” porque el número de asuntos a tratar en ellas es idéntico.

La portavoz del PP, Pilar del Olmo, también se ha mostrado partidaria del incremento porque “los concejales sin dedicación exclusiva trabajan para el Ayuntamiento tardes y noches”. “Se trata de una compensación justa”, ha indicado.

El alcalde, Óscar Puente, quiso cerrar el debate para expresar lo mismo que ya ha indicado en innumerables ocasiones cuando el debate ha estado sobre la mesa: “Las compensaciones están desfasadas y su actualización contribuye a dignificar la tarea política”.

Al concluir el alcalde, el concejal del PP José Antonio de Santiago-Juárez, ha pedido intervenir para anunciar que su grupo propondrá en la ponencia del reglamento que los concejales que lo deseen puedan renunciar al cobro de todo o parte de lo que cobren, siendo respondido por la portavoz de Valladolid Toma la Palabra, María Sánchez, recordándole que esa cuestión ya se planteó la legislatura pasada y ofrece dudas jurídicas sobre su posible aplicación.

Al término de la sesión, ya fuera del salón de plenos que sigue estando presidido por un Cristo, el alcalde, en el salón de recepciones, se ha mostrado “muy de acuerdo” con la propuesta del concejal del PP y ya ha dejado clara su intención de retomar la idea “volver a aplicar la Ley para que los sueldos de todos los concejales” y el suyo propio dejen de estar afectado por los acuerdos que, año a año, se han ido aprobando para mantener la rebaja que se aprobó en tiempos de crisis, bajo el mandato de Javier León de la Riva.

No hay comentarios