Un momento de la actuación de Hocus Pocus a la puerta de El Peni. Foto: úC
Un momento de la actuación de Hocus Pocus a la puerta de El Peni. Foto: úC

Lo importante no es el destino sino la travesía. Hoy los actuales propietarios de El Penicilino han celebrado su décimo aniversario en la plaza de la Libertad. Una fecha, una etapa tras superar los embates del día a día, pero lo importante han sido las vivencias de su pirata travesía y, sobre todo, la que resta por surcar.

La fiesta comenzó a última hora de la mañana, en la que clientes asiduos y algún que otro curioso se acercaron a la plaza de la Libertad ante el señuelo de los diez primeros años del establecimiento emblemático. Con un ligero retraso empezó la fiesta con un concierto de clásicos del rock'and roll interpretados por Hocus Pocus (y colaboraciones), con Sara al frente de la veterna y solvente banda.

La Plaza de la Libertad, abarrotada en la fiesta aniversario de El Penicilino. Foto: úC
La Plaza de la Libertad, abarrotada en la fiesta aniversario de El Penicilino. Foto: úC

Tras el espacio reservado para reponer fuerzas, llegó la hora del  'Café-Baile' con la acordeón (y mucho más) de Jorge Arribas (Fetén Fetén, Taper Duel) y todas las percusiones inimaginables de Yonder Rodriguez, que brindaron un maravilloso espectáculo, con temas tradicionales de Venezuerla -nacionalidad de Yonder- o de Salamanca.

Jorge Arribas comentó, a la hora de presentar uno de los temas que iban a interpretar con una silla de camping a modo de flauta, también "lo excepcional" que resultaba poder estar tocando en Valladolid en la calle.

Un momento de la actuación de Jorge Arribas. Foto: úC
Un momento de la actuación de Jorge Arribas. Foto: úC

A continuación llegó el turno a Wlady Slaw ('Punk electrónico expresionista'), que cambió radicalmente los sonidos en la plaza de la Libertad, en la que continuó  'A Mamarla', verbena de baile de rock & roll español de todos los tiempos'.

A las 21.00 horas estaba previsto dar por finalizada la fiesta de 'El Peni'. Sus trabajadores quieren seguir celebrándolo en otros lugares de la ciudad. Mientras, en la plaza se respiraron más que nunca aires de libertad.


Noticia relacionada:

No hay comentarios