Andrés Álvarez, Pepe Lobato, Victoria Hernando y Soledad Sacrtistán. FOTO: ÚC
Andrés Álvarez, Pepe Lobato, Victoria Hernando y Soledad Sacrtistán. FOTO: ÚC

El problema de la vivienda no sólo sigue, sino que se ha acentúado y mucho en los últimos tiempos, según el diagnóstico de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH) y los Grupos de Stop Desahucios de Castilla y León, que han celebrado su asamblea regional de coordinación hoy, en Valladolid.

"El simple hecho de estar reunidos es que los problemas de las viviendas siguen existiendo", comentó Andrés Álvarez, de Salamanca, quien denunció el silencio de los medios de comunicación.

"El problema", añadió el representante de la PAH salmantina, "se ha acentúado y mucho. Esta crisis no ha remitido".

Álvarez comentó que las leyes y el Código de Buenas Prácticas aprobado por el Gobierno del PP están llegando a su fin. "Estamos ante el fin de vivir en carencias, los alquileres habrá que revisarlos y los propietarios hoy son los fondos buitres... La situación ha empeorado y el repunte de los problemas comienza a vislumbrarse, mientras la Junta de Castilla y León y el PP miran para otro lado, tras intentar, como mucho, aplicar medidas caritativas ", dijo el portavoz de la PAH de Salamanca, quien reivindicó el derecho Universal a una Vivienda Digna, a la vez que denunció el abandono del medio rural por parte del PP.

Soledad Sacristán, de la PAH de Segovia, informó de la preparación desde hace más de dos años de una Ley de Vivienda.

"Hemos elaborado una ley de mínimos que no pretende dar una solución a todos los problemas", dijo Sacristán, que criticó la moratoria dada hasta 2020.

Momento de la rueda de prensa. FOTO: ÚC
Instante de la rueda de prensa de esta mañana. FOTO: ÚC

"A finales de septiembre", añadió Soldedad Sacristán, " presentaremos el texto definitivo de mínimos.  Confiamos en que la mayoría de los grupos parlamentarios se comprometan con la misma y en noviembre, la Mesa del Congreso, resuelva. Esperamos que el Gobierno del PP no la vete".

Entre los mínimos figura la dación en pago, el resarcimiento de las cláusulas abusivas, las mejoras del procedimiento hipotecario evitando la orden de lanzamiento, la creación de un parque de viviendas sociales, los alquileres asequibles, la garantía de los suministros básicos...

"Sin embargo, el Gobierno pretende seguir poniendo parches", dijo Sacristán.

Pepe Lobato, del Grupo Stop Desahucios 15M de Valladolid, denunció la política de la Junta de Castilla y León y su falta de información.

"La solución tiene que venir por la creación de un parque de viviendas. En Valladolid seguimos apostando por la Mesa de la Vivienda. El Ayuntamiento se ha comprometido a la adquisición de 50 viviendas este año, que esperamos que enero de 2018 estén ocupadas", señaló Lobato.

Victoria Hernando, del Grupo Stop Desahucios 15M de Valladolid, intervino para criticar las cláusulas abusivas, y pidió a la Junta que "se deje de medidas propagandísticas". También denunció la creación de juzgados únicos, que se encuentran saturados. "El de Valladolid solo cuenta con dos funcionarios", dijo.

Hernando se refirió a las ejecuciones hipotecarias -"que siguen existiendo"-, y afirmó que los alquileres perjudican al comsumidor y favorecen a los bancos. También comentó los varapalos -más de 7 resoluciones- que desde Europa se ha dado a la legislación española, para acabar pidiendo la suspensión de todas las ejecuciones.

A una pregunta sobre datos de ejecuciones, lanzamiento y deshaucios de alquileres, Andrés Álvarez respondió: "A los medios de comunicación os interesan los datos, pero este es un problema de personas, no de cifras. Las caras y los nombres nos dicen, no las cifras. Nosotros seguimos luchando por el derecho a una vivienda y ni un desahucio más".

No hay comentarios