el equipo de Gobierno municipal, en pleno, presenta las líneas maestras del presupuesto 2018.
El equipo de Gobierno municipal, en pleno, presenta las líneas maestras del presupuesto 2018.

“Unos presupuestos que cada vez se parecen más a los que queremos para Valladolid, que aumentan la inversión, mejoran los servicios públicos existentes y apuestan por la promoción y la modernización”. Así ha descrito hoy el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, el proyecto de presupuestos aprobado hoy inicialmente en la Junta de Gobierno municipal y que crecen casi un 16% hasta los 336 millones de uros. En resumen, “un presupuesto expansivo, que crece más que la economía de Castilla y León y de todo el país y que por tercer año congela impuestos y tasas, apostando por el crecimiento económico y la modernización de servicios”.

Serán los del año que viene, en los que se presupuesta venta de suelo público por importe de 21,6 millones, los primeros presupuestos donde la voz de los vecinos, gracias al programa de presupuestos participativos, se tengan en cuenta 66 propuestas de inversión por un importe de 4 millones de euros, elegidas mayoritariamente por los vecinos. Pero también serán los primeros que incluyan las cuentas de la nueva sociedad pública del Agua (Aquavall), tras el rescate del servicio.

La presentación de los presupuestos para 2018 no ha deparado grandes sorpresas, ni el anuncio de inversiones estrella, pero sí determinantes para el futuro de la ciudad, como es el comienzo de las aportaciones municipales (8 millones de euros) para el desarrollo del nuevo convenio de integración ferroviaria, que supondrá la redacción de varios de los proyectos (empezando por el del nuevo túnel de Labradores) que comenzarán a hacer permeable la barrera del ferrocarril.

No se incluye, sin embargo, partida alguna para la prometida desaparición de los accesos al aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor. El alcalde explicó que ya se ha licitado el proyecto y que ahora se está negociando la renovación del contrato de explotación, por lo que aún no está claro si esa obra la afrontará la propia empresa concesionaria o el Ayuntamiento a través de las Inversiones Financieramente Sostenibles.

Otra novedad, en este caso de tipo formal y alineada con la transparencia en la gestión, línea política clave para el equipo de gobierno, es que la web municipal, una vez aprobado el presupuesto, ofrecerá a cualquier ciudadano una información fácilmente accesible, asequible, intuitiva y suficiente, sobre los estados de ingresos y gastos municipales. Se dará información por políticas concretas desarrolladas por el Ayuntamiento de Valladolid; contará además con un simulador que permita a cualquier ciudadano estimar su contribución, tanto en ingresos como en gastos, para cada una de las políticas municipales.

Asimismo, el nuevo sistema permitirá observar, tanto en forma numérica como gráfica, la evolución que cada uno de los conceptos ha tenido en el tiempo y permitirá la descarga de todos los datos en formato abierto y reutilizable. Y también se podrá consultar la facturación del Ayuntamiento, de forma que cualquier persona interesada podrá conocer los importes facturados, así como los conceptos de facturación por cada uno de los proveedores municipales.

Junta de Gobierno en la que se han aprobado los presupuestos 2018.
Junta de Gobierno en la que se han aprobado los presupuestos 2018.

En cuanto a las políticas de empleo, el presupuesto recoge dotaciones suficientes para continuar con la ejecución de la Estrategia Integrada Local de Empleo y Política Social, acordada con sindicatos y empresarios, y que cuenta con un presupuesto global de 19,5 millones de euros, 10,5 correspondientes a la política de empleo y 9 a la política social.

En 2018 el Ayuntamiento destinará a la financiación de las acciones recogidas en el plan municipal de empleo cantidades similares al presente ejercicio, dado que con estas dotaciones presupuestarias se ha podido atender todas las demandas existentes para cada una de las líneas que lo componen; no obstante, se continúa apostando por mejorar el Plan de Empleo Municipal, a cuyos efectos se trabaja con las asociaciones empresariales y sindicales más representativas de Valladolid, en el seno del Consejo del Diálogo Social de la Ciudad.

El alcalde ha resaltado la consolidación presupuestaria de las políticas sociales, tras recuperar en 2017 los 5 millones de euros perdidos durante el periodo de crisis. También respecto a la política social el alcalde ha destacado las numerosas inversiones destinadas a mejorar los equipamientos y las dotaciones de carácter social de la ciudad, citando algunas de ellas, como los más de 3 millones de euros previstos a la adquisición de viviendas para alquiler social; los casi 3 millones de euros para la realización de actuaciones en el "29 de Octubre" o los más de 900.000 euros para el espacio joven de la zona norte.

Modernización de los servicios públicos

Otro de los objetivos del equipo de gobierno continúa siendo la mejora en la calidad de las prestaciones que se ofrecen desde los servicios públicos municipales y que, acorde con ello, el presupuesto de 2018 incorpora dotaciones suficientes para financiar las 167 incorporaciones de empleados públicos o promoción de los mismos contempladas en la última Oferta de Empleo Público; y se ha señalado también la existencia de numerosas referencias en el apartado de inversiones públicas.

Así, ha citado algunas como los 2,9 millones de euros para la mejora de las instalaciones deportivas en la ciudad; los 2,2 millones de euros destinados a la adquisición y mejora de vehículos para el Servicio de Limpieza o los 1,3 millones de euros para nuevos vehículos del Área de Seguridad.

Mayor volumen de inversión

El alcalde ha resaltado que el presupuesto de 2018 aborda el esfuerzo inversor necesario para modernizar la ciudad, incrementando las inversiones en un 49%, lo que supone más de 20 millones de euros con respecto a 2016, alcanzando una cifra cercana a los 63 millones de euros. Las áreas más inversoras son las de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda; Medio Ambiente y Sostenibilidad; Seguridad y Movilidad; y Participación Ciudadana, Juventud y Deportes.

A pesar del notable incremento del presupuesto y del más alto aún crecimiento de las inversiones, así como de la prevista contratación de un préstamo por importe de 18 millones de euros para mejorar el potencial inversor, tanto la deuda viva como el pago de los intereses descenderán en 2018 respecto a lo presupuestado en 2017 y ello gracias a que en este ejercicio se habrán amortizado unos 23 millones de euros, 10 de los cuales lo habrán sido de forma anticipada

Así, a final de 2017 la deuda viva municipal se situará en 96,9 millones de euros, cifra que representa el 38% de los ingresos corrientes municipales liquidados, siendo el límite establecido en la normativa el 110%, circunstancia que ofrece al Ayuntamiento un importante margen de maniobra.

Por otro lado, los responsables municipales han señalado que las modificaciones efectuadas en las ordenanzas fiscales para el 2018 mantienen congelados los tributos por tercer año consecutivo, de forma que los contribuyentes no verán incrementados sus impuestos municipales.

Los mayores ingresos por tributos propios se deben únicamente a la buena evolución que durante 2017 está teniendo la actividad urbanística.

El alcalde concluyó que se trata de un presupuesto sostenible, elaborado contando con la participación de los ciudadanos, sindicatos y asociaciones empresariales más representativas de la ciudad, que congela los tributos y que sigue apostando por el incremento de la actividad económica y la creación de empleo, por la mejora en atención a las necesidades sociales de los vallisoletanos, por la modernización de los servicios públicos y que refuerza de forma destacada la inversión municipal.


Documentos adjuntos:

Cuadro del presupuesto 2018 por áreas

No hay comentarios