Estado actual de una de las habitaciones del hospital de Samara en los campamentos de refugiados saharauis. Foto: Gaspar Francés
Estado actual de una de las habitaciones del hospital de Samara en los campamentos de refugiados saharauis. Foto: Gaspar Francés

IU-equo ha registrado la solicitud de comparecencia del consejero de Presidencia para que explique el motivo por el cual se rechazó el proyecto de ayuda a los hospitales saharauis de Smara, Awsserd y Dakhla en el 2012 y que a fecha de hoy no ha sido ni revisados los motivos ni apoyada esa ayuda necesaria.

En un documento localizado por IU, y fechado en 2012, se encuentra el rechazo a la solicitud de ayuda con el argumento “proyecto denegado por insuficiencia de crédito”. Durante el viaje que se realizó a mediados de marzo de 2018, los representantes de IU pudieron comprobar de primera mano el estado del hospital de Smara y el incumplimiento de la palabra dada por la Junta sobre la ayuda a la mejora de esta instalación. El hecho fue conocido por IU gracias a la presidenta de la Unión de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León, Inés Prieto.

“Nos parece que la nota con la que se justificó este rechazo, un breve “insuficiencia de crédito”, no es ni mucho menos aceptable. Han pasado ya varios años y este proyecto no se ha retomado, y eso creemos que debe cambiar. El pueblo saharaui vive en unas condiciones muy duras, están pagando injustamente por unas decisiones que no tomaron, pero que sufren. Creemos necesario, aparte de reclamar por enésima vez la solución política a su causa y la creación y reconocimiento internacional de la RASD, que la única vía de subsistencia que les ha quedado, la ayuda internacional, llegue y no se racanee. Hemos podido comprobar en primera persona su situación y creemos imprescindible paliar, en esta larga espera, todo lo que sea posible su precariedad y su sufrimiento”, ha expuesto José Sarrión que ha participado durante los días 16 al 20 de marzo en un viaje junto con otros políticos y activistas a los campos de refugiados de Tindouf, en el sur de Argelia.


Contenido relacionado:

Crónicas de arena saharaui (y III). “No podemos alcanzar 20 litros de agua por persona al día”

 

No hay comentarios