Concentración de Valladolid Diversa para recordar a Eli.
Concentración de Valladolid Diversa para recordar a Eli.

Una veintena de activistas convocados por Valladolid Diversa, a recordado hoy con un minuto de silencio a Javier, o ‘Eli’, la persona que falleció recientemente tras haber permanecido hospitalizada durante más de un mes tras la paliza propinada por un menor de edad a las puertas de un centro comercial de la ciudad.

Los participantes en la concentración, que han portado una pancarta contra la discriminación a las personas de géneros y sexualidades diversas, han solicitado las autoridades policiales y judiciales, que “agoten toda vía de investigación para el total esclarecimiento de los hechos”. “Solicitamos justicia para la víctima, su familia y para el bien de toda la sociedad. A los familiares y amigos de Ely, sólo nos queda transmitirles nuestro cariño y apoyo”, han dicho.

Durante la concentración que ha tenido como escenario la Plaza de Fuente Dorada, los participantes han querido dejar claro que “nadie merece una agresión tan brutal y con semejante ensañamiento como la que ha terminado por matar a Ely”. “Ante la proliferación de justificaciones con la que algunos pretenden calmar sus conciencias, es necesario recordarles que ningún error o circunstancia niega a Ely la condición de víctima injustificada ante una agresión brutal. Ante el hecho de que fue rematada en condiciones de indefensión”, han denunciado antes de llamar la atención “sobre una sociedad que es capaz de generar un grado tan brutal de violencia en un joven menor de edad”. “Algo falla en nuestra educación y convivencia. La fobia a la diversidad mata”, han reflexionado.

Algunos de los participantes en la concentración convocada por Valladolid Diversa.
Algunos de los participantes en la concentración convocada por Valladolid Diversa.

En el comunicado que se ha leído se ha descrito a ‘Eli” como “una representación viva de la diversidad en esta ciudad”. “Cuando esta era una ciudad armarizada y rancia, en la que la mayoría pensaban que no era posible mostrarse tal cual somos, Ely dio un ejemplo de libertad, rebeldía y desenfado, desafiando la pacatería local y abriendo camino a mucha gente. Sólo por eso ya le debemos un agradecimiento”, han apuntado antes de confesar que han asistido “atónitos” a “una guerra mediática y en redes por catalogar y etiquetar a Ely en diversas clasificaciones (hombre gay, travestido, mujer trans, transgénero…), como si al parecer esto fuera relevante para algunos a la hora de manifestar su solidaridad, y su rechazo a la violencia que ha sufrido nuestro compañero o compañera, nos da igual”. “Ely se resistió en vida a toda clasificación. Se presentaba lo mismo vestida de hombre que de mujer o de manera indefinida y realmente daba igual. Respondía lo mismo a su nombre, Javier, que al apelativo de Ely y atendía lo mismo a llamados en masculino que en femenino. Mucho antes de que se conocieran las etiquetas de no binario o de género fluido, ella practicaba una libertad fuera de todo encaje y etiquetado. No entendemos la obsesión por etiquetar en la muerte a quien no se dejó etiquetar en vida”, se ha criticado antes de denunciar “la falta de sensibilidad, información, y respeto con el que algunos medios han tratado la noticia de su brutal agresión y posterior muerte”. “Apelamos a que de una vez los medios aprendan a utilizar un lenguaje inclusivo y respetuoso”, han reclamado.


Contenido relacionado:

OPINIÓN: Un travesti ha muerto asesinado en (su) Valladolid

No hay comentarios