José Sarrión en las Cortes
José Sarrión en las Cortes.

En el desplome y fracaso de las cajas de ahorro en Castilla y León “fue determinante la excesiva exposición al mercado inmobiliario y el modo en que se hizo”, así como “un expansionismo mal calculado, excesivamente arriesgado y condenado al fracaso de antemano, propio de los delirios de grandeza de los gobernantes más ineptos que podamos imaginarnos y que amarraron las Cajas a sus negocios inmobiliarios tanto dentro como fuera de nuestro territorio”.

Estas son solo algunas de las múltiples conclusiones que extrae IU en su demoledor informe provisional de conclusiones sobre la comisión de investigación sobre la actuación, gestión y supervision de las cajas de Ahorro que tenían su domicilio social en Castilla y León, así como la posible vulneración de los derechos de los consumidores en la oferta de sus diferentes productos.

El procurador de IU llega a apuntar que “resultaría imprescindible, ante la irreversibilidad de lo acontecido, al menos, inhabilitar para el ejercicio de cargos públicos, a todo aquel o aquella que fueran miembros de los Consejos de Administración de las Cajas de Ahorros de Castilla y León que llevaron con su incompetencia e imprudencia, a su ruina y desaparición, creando un agujero en las arcas del Estado, por las necesarias inversiones con fondos públicos destinados a diferentes rescates que pagaremos con intereses durante décadas”.

En el escrito presentado por el procurador de IU José Sarrión, se explica que esos “delirios de grandeza” de los gobernantes de las Cajas les llevaron a adquirir navieras, compañías de aerolíneas o edificios de precios millonarios sin justificación aparente”. “Quizá uno de los casos más sorprendentes fuera la incalificable constitución de una sociedad de inversión de capitales con domicilio en el paraíso fiscal de las Islas Caimán, en el caso de Caja España, sociedad que ni un solo compareciente ha querido aclarar”, denuncia Sarrión.

En su escrito, también se tacha de “berlanguiano” el fracasado intento de fusionar las cajas regionales protagonizado por el presidente de la Junta, Juan Vicente Hererra y el entonces consejero de Economia, Tomás Villanueva: “Fue un fracaso, puesto que como se ha reconocido por diversos comparecientes, los poderes locales, coloquialmente llamados caciques, impidieron que la idea de una integración regional de las Cajas llegara a término, debido a recelos en los repartos de cargos en los órganos de gobierno, aunque en la propia Comisión se pronosticaba un fracaso financiero de un SIP regional, pues hubiera unido diferentes Cajas con situaciones financieras a cual peor”.

“La vorágine especuladora en la que se habían inmiscuido la mayoría de las Cajas de Castilla y León había sido favorecida por la Ley del Suelo autonómica, liberalizadora y desreguladora, así como por la ineficacia de todos los sistemas de control. Las auditorías, internas y externas, sólo reflejaban la imagen fiel de la contabilidad de las Cajas, fuera ésta buena o mala. Las Comisiones de Control eran órganos meramente decorativos presididos por personas sin preparación ni recursos (como nos explicó la representante de Cáritas en el Consejo de Administración en el caso de Caja Segovia), sin tener cualificación alguna para tal menester. La Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España se encontraban en un marco normativo propio de un neoliberalismo abrazado por los gobernantes de la época, y no tenían por lo tanto posibilidades de evitar cualquier deriva indeseable. En cuanto a la Consejería de Economía de la Junta de Castilla y León, estaba infradotada cualitativa y cuantitativamente, según ha reconocido el ponente de este organismo en la Comisión. Como ha afirmado un compareciente con acierto, nunca se vio un supervisado por tantos supervisores y con tan poco éxito. Asistimos, sin duda, a un auténtico fracaso del sistema económico neoliberal, sus fundamentos no intervencionistas y la economía de libre mercado en general", concluye Sarrión.


Contenido relacionado:

Escrito de conclusiones de IU sobre Comisión Cajas de Ahorro

No hay comentarios