La activista francesa afincada en Barcelona perteneciente a la asociación catalana Junts, Dominique Salomon. Foto: Gaspar Francés
La activista francesa afincada en Barcelona perteneciente a la asociación catalana Junts, Dominique Salomon. Foto: Gaspar Francés

Las Jornadas de Valladolid con Palestina han acogido la charla de Dominique Salomon, francesa de ascendencia judía y afincada en Barcelona, activista contra el sionismo en Junts, asociación catalana que reúne a judíos y palestinos que apoyan la campaña internacional BDS de boicot, sanciones y desinversiones contra la ocupación israelí, formó parte del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP). Su diagnóstico fue claro: “El Gobierno israelí es cada vez más fascista”.

Silvia Iglesias, como representante de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid, organizadora de las Jornadas, condujo la charla proponiendo temas a la conferenciante, pidiéndola que explicara qué es ser judío. “Hay mil formas de poder ser judío, los religiosos son muy simples, pero una gran parte de los judíos son ateos”, explicó Salomon, asegurando que “me sigo reivindicando como judía”, destacando expresamente su apellido.

Considerándose “hija de la Segunda Guerra Mundial”, contó cómo su familia, de origen polaco, fue arrestada por la policía francesa, de extrema derecha, trasladándolos a un campo de concentración al lado de París para entregarlos posteriormente a los alemanes y ser gaseados finalmente en Auschwitz, tanto su abuelo como su abuela y su tía de tan solo 14 años. Un lugar que reconoció visitó este año por primera vez. Su padre entonces se alistó en la guerrilla de resistencia contra los alemanes, mientras su madre se hizo cargo de su hermano escondiéndose y tratando de sobrevivir. “Se es judío por la mirada del otro que es antisemita y te hace sentir judío, ese es mi caso”, aseguró citando a Jean-Paul Sartre y puntualizando que, por ejemplo, cada uno de sus hermanos tiene un sentir diferente.

Público asistente a la charla de las Jornadas de Valladolid con Palestina. Foto: Gaspar Francés
Público asistente a la charla de las Jornadas de Valladolid con Palestina. Foto: Gaspar Francés

“El Gobierno israelí es cada vez más fascista, como además tienen la ayuda asegurada y total de EEUU, siguen avanzando”, denunció Salomon apuntando a la importancia de la comunidad palestina, ya que tras las masacres de 1948 permanecieron unos 700.000, aunque una gran parte se fue, alcanzando desde entonces más de un millón y medio de personas, representando el 20% de la población de Israel pero con derechos totalmente distintos de los judíos.

Explicó entonces su historia personal: “Viniendo de donde venía, con tanto trauma durante la guerra, en el 67 me fui como voluntaria a Israel para pelear” creyendo el discurso de “tenemos derecho a existir”. “Me fui sobre esta base, sin haber estudiado qué había pasado, y una vez allí me permitió ver la situación”, calificando a Israel como una sociedad “completamente racista”, incluso entre ellos. En conversaciones con palestinos asegura “empezó a chocarme la situación”, y tras leer una publicación francesa que recopilaban las tesis palestinas y las sionistas dejó de defender a Israel: “Cuando uno se basa en el nacionalismo a veces es difícil ver claro, y me costó bastante tiempo analizar, leer y después moverme”.

Salomon repasó algunos puntos de la Ley de Autodeterminación del Estado israelí, que a falta de Constitución hace las veces, y sienta las bases de la autoproclamada Nación-Estado del pueblo judío. Según Salomon, con esta norma se “legaliza el apartheid”, permitiendo y favoreciendo los asentamientos judíos en Cisjordania, reservando a los judíos el derecho de autodeterminación, o haciendo del hebreo la lengua exclusiva “generando problemas con los palestinos que viven en Israel, que serán habitantes pero no serán ciudadanos”.

Quiso contextualizar la situación histórica del pueblo judío en Europa, antes de que se instalara en una tierra concreta que nunca ha tenido, según su relato, como hizo Israel por la fuerza, en un continente en el que han sido tratados “de forma diferente a los musulmanes pero siempre se los dejará vivir”. Explicó cómo con la Revolución Francesa se da la ciudadanía a los judíos en Francia, aunque el resto tardarán mucho más, como en Rusia donde respondían al perfil de “gente muy pobre que vive en pueblos al lado de las ciudades, pero sin derecho de moverse de un sitio a otro”.

A principios del XIX se empieza a plantear el concepto de estado-nación, siendo el sionismo también “criatura de este momento”, participando posteriormente incluso en la revolución rusa, Trotsky era judío, recordó, donde nació el primer movimiento “reivindicando que los judíos sean considerados como nación pero sin tierra”, que no logró el apoyo de Lennin aunque sí pudieron convivir un tiempo en el mismo partido. Continuando con el auge de la extrema derecha, desde 1945 se sucedieron distintas campañas antisemitas que continuaron durante todo el siglo XX, en una época en la que se imponían las potencias coloniales, por lo que el sionismo se posicionó como una más pero radicada en Medio Oriente.

Con esta charla se llegó al ecuador de las Jornadas de Valladolid con Palestina, lamentando desde la Plataforma que haya tanta “contraprogramación” con numerosas convocatorias a la vez, puntualizando que desde hace cinco años llevan organizando estas jornadas los miércoles para respetar los días que otras organizaciones como el Ateneo realizaban sus actividades, concluyendo que quien sale perjudicada con esta situación es “la ciudadanía de Valladolid porque hay mucha oferta y no podemos ir a todo”. Culminarán el próximo 3 de abril con la charla de Mireia Biosca Ordaz, activista BDS País Valencià, acto que finalizará con la concentración del 'Día de la Tierra Palestina'. 


Noticias relacionadas:

‘Existir es resistir’ inaugura las quintas jornadas con Palestina de Valladolid

1 comentario

  1. Sra. Salomon: Es cierto, el gobierno actual de Israel es más de derechas que el grifo del agua fría. Como también es cierto que "la pela es la pela", ¿verdad?

Comments are closed.