Luis Tudanca, Pedro Sanchez, Iratxe García y Oscar Puente en el acto de esta tarde. FOTO: Gaspar Francés
Luis Tudanca, Pedro Sanchez, Iratxe García y Oscar Puente en el acto de esta tarde. FOTO: Gaspar Francés

El presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez ha dado esta tarde el último empujón en Valladolid al alcalde Óscar Puente que aspira a revalidad la alcaldía y a Luis Tudanca, candidato a presidir la Junta de Castilla y León que lleva 32 años en manos de gobiernos del PP. Ha sido en una Cúpula del Milenio llena (parte del público ha seguido las intervenciones en el exterior gracias a una pantalla de gran tamaño) donde el líder socialista, antes de cerrar campaña en Madrid, reclamó a sus líderes locales un “cambio rotundo” para acabar “con la corrupción de los últimos 32 años en Castilla y León”.

Sánchez, que a su entrada repartió besos y fotos a diestra y siniestra, recordó su presencia hace dos años en este mismo lugar dentro de la campaña de Primarias a la Secretaría General del partido y pidió a los asistentes que no se relajen, que “lo den todo en los últimos metros de la carrera” porque “nadie duda ahora mismo en Castilla y León de que Tudanca y Puente serán los ganadores de largo de las elecciones del próximo 26 de mayo”.

Pedro Sanchez en un momento del acto. FOTO: Gaspar Francés

A ambos, dijo, les necesita para llevar a cabo las “reformas de calado social que necesita el país” y que impulsará el Gobierno de España salido de las elecciones del pasado 28 de abril.  Será “un inmenso honor” trabajar con Tudanca y Puente “codo con codo” para “afrontar retos de Castilla y León” como “la lucha contra la despoblación”, dijo.

“A día de hoy, las urnas están vacías y os pido un voto coherente con el futuro, con el avance, con la convivencia y la justicia social para acabar con la corrupción de 32 años. Esa es  la oportunidad que tenemos el próximo 26 de mayo”, dijo para concluir un animado mitin exprés que fue amenizado, antes y después, por el grupo Los Pichas. Su cantante, Javier Carballo, antes de iniciar la actuación que sirvió de preludio al mitin espoleó a los asistentes. Apareció sobre el escenario con una botella de vino en la mano y gritó: “¡Pedro! ¡Éste es el único Ribera que necesitas!”.

Iratxe García en un momento de su intervención. FOTO: Gaspar Francés

Su actuación fue cortada de forma abrupta con la llegada de la comitiva presidencial por la atronadora sintonía socialista. La número 2 a las elecciones europeas, Iratxe García, se encargó de abrir plaza señalando la Cúpula del Milenio como lugar talismán para los socialistas y anunciando al auditorio los resultados de una encuesta a pie de urna en Holanda (donde ya se ha votado) que da por sorpresa la victoria al candidato del grupo de los socialistas europeos.

Ella se encargó de presentar a Óscar Puente como “bandera del municipalismo socialista”. El alcalde tuvo un recuerdo para “el grupo de románticos” que apostó por Sánchez asegurando que desde entonces “ha cambiado el partido y ha cambiado el país. Valió la pena”, valoró.

Oscar Puente en la Cúpula del Milenio. FOTO: Gaspar Francés

Un recuerdo con cerrada ovación para Tomás Rodríguez Bolaños dio pie a Puente para proponer al entregado auditorio la consecución el próximo domingo de “una victoria igual a la que él consiguió”. “Llegamos con los deberes hechos y cuatro años de buen gobierno”, presumió antes de aprovechar la ocasión para presentar a su equipo centrándose en dos de sus fichajes estrella: Charo Chávez, la todavía portavoz de Sí se Puede que ocupa ahora el cuarto puesto a la lista a la alcaldía y Carmen Jiménez, la primera abogada gitana de Valladolid.

A la primera le dio la gracias por incorporarse después de recordar que “los que protestaban el 15M se presentaron a las elecciones y hoy es el número cuatro de la lista. Hoy, se siente representada”.

De la segunda, aseguró que el fichaje no se justifica por su raza. “No es un intercambio de cromos. Personaliza la lucha de los socialistas contra la desigualdad, por eso está aquí”, dijo.

El alcalde aspirante a revalidar en el cargo hizo un repaso de sus rivales en las urnas eludiendo pronunciarse sobre sus socios de gobierno de Valladolid Toma la Palabra “que están bien”.

Sobre el candidato de Podemos, Miguel Holguín dijo que fue el sexto de la lista en las primarias organizadas por la formación y que ahora es el que “pide una consulta sobre el soterramiento”. “Que predique con el ejemplo y haga caso de lo que dicen los que votan”, dijo antes de asegurar que “Ciudadanos está casi sin candidato” después de que la portavoz se fuera y se intentara sin éxito el fichaje de la presidenta de la patronal vallisoletana.

“Y sobre el PP”, continuó el alcalde mientras un murmullo se apoderaba del auditorio, “solo decir cómo han bautizado ellos mismos la candidatura: El desembarco de los caídos. ¡No lo digo yo, lo dice Javier León de la Riva!”, recordó jocoso.

Puente insistió en la necesidad de contar “con tres gobiernos alineados” (en el Gobierno, la Junta y el Ayuntamiento) “porque eso va a ser bueno para Valladolid”. “Hay que exportar el modelo de Valladolid a la Junta y no al revés”, afirmó.

Luis Tudanca dirigiéndose al público asistente. FOTO: Gaspar Francés

El aspirante a revalidar la alcaldía presentó a Luis Tudanca como próximo presidente de la Junta de Castilla y León y recordándole que desde el lunes comenzará a demandarle el cumplimiento de su promesa electoral de duplicar la financiación no condicionada de la Junta a los ayuntamientos.

“Nos ha costado mucho, hemos ido despacio pero también vamos a llegar al Gobierno de Castilla y León porque esta tierra necesita tener por fin un gobierno decente y que sitúe a Castilla y León en la vanguardia de la igualdad”, aseguró el secretario autonómico de los socialistas, Luis Tudanca que insistió en que su primera prioridad será “la lucha contra la despoblación para volver a llenar nuestros pueblos y ciudades” y para ello, recordó, contará con el futuro Gobierno de España como “aliado” con la creación de un ministerio frente al reto demográfico.

“Quedan dos días”, insistió el candidato socialista, quien recordó que el PP “ha  tirado la toalla antes de la batalla” y les mandó “al rincón de pensar” por haber dado por perdida la batalla por Castilla y León. “Tras 32 años, nosotros no nos resignamos”, dijo.

“Esta comunidad necesita un cambio y  vamos a hacerlo por os jóvenes, por las mujeres, por los mayores que necesitan una sanidad y unos servicios sociales de calidad y lo vamos a hacer juntos”, remarcó.

La música de Los Pichas, de nuevo, amenizó la salida del millar de asistentes al mitin, que a las afueras de la Cúpula del Milenio hizo acopio de propaganda electoral de todo tipo en una mini carpa ubicada junto a unos hinchables para niños.

No hay comentarios