Pintadas en el túnel de San Isidro. Foto: úC
Pintadas en el túnel de San Isidro. Foto: úC

El "street art" ,vandalismo para otros, no descansa y tan solo unas horas después de su reapertura al tránsito peatonal, el remozado túnel peatonal de San Isidro ya ha sido usado como ‘lienzo’ para demostrar su espacio en la calle.

Una de las paredes recién pintadas del paso, que todavía huele a pintura, ha amanecido hoy con las firmas y dibujos (un plata de TAZO, un cerdo policía y una pompa de NORS) que han conseguido enfadar a los vecinos que hoy a primera hora transitaban por el angosto pasaje: “Esto es una vergüenza”, “mírales qué majos, se pensarán que hacen gracia” y comentarios por el estilo son los que han estado en boca de los primeros usuarios del túnel esta misma mañana.

Una de las pintadas del recién remozado túnel de San Isidro. Foto: úC
Una de las pintadas del recién remozado túnel de San Isidro. Foto: úC

En las inmediaciones del túnel, pasadas las 12 horas de esta mañana, estaba aparcada una furgoneta del servicio de limpieza municipal de la que se han bajado dos operarios para inspeccionar y valorar una posible actuación.

La intervención desarrollada en el túnel de San Isidro, que forma parte de una actuación conjunta en los pasos de Labradores y Arco de Ladrillo corresponde a una partida de Presupuestos Participativos del ejercicio 2018 y que cuenta con un presupuesto total de 105.000 euros.

Las obras de actuación en este paso, que en principio tenían una duración estimada de un mes, se ha recortado a tres semanas y se espera que el próximo martes, el espacio habilitado para el tránsito peatonal en el túnel de vehículos que da la Plaza Circular recupere todos sus carriles.


Noticias relacionadas:

El estreno de la ‘última’ reforma del túnel de San Isidro se adelanta una semana

No hay comentarios