Fachada del hospital Clínico de Valladolid.
Fachada del hospital Clínico de Valladolid.

Casi seis meses. Este es el tiempo que está tardando la gerencia del hospital Clínico de Valladolid en corregir alrededor de 75 exámenes (de 80 preguntas) tipo test con los que decidirá qué periodista se queda con la plaza de periodista para llevar la comunicación del centro hospitalario. Todo un récord.

Casi medio año después de que los aspirantes realizaran el examen (10 de marzo) aún no se ha hecho pública la resolución de un proceso de selección que se inició a finales de octubre de 2015, cuando el por entonces gerente del Hospital, José María Eiros, convocara oficialmente el proceso selectivo.

La lista provisional de admitidos en la convocatoria se publicó en enero y la definitiva, con algo más de 100 aspirantes en el mes de febrero. Un mes después se realizó el examen al que se presentaron unos 75 aspirantes y desde entonces… nada.

“Un retraso de un mes, de dos, puede ser comprensible, pero que estemos ya a finales de agosto y aún no se sepa quién es el seleccionado, parece un exceso”, aseguran algunos de los molestos aspirantes que han participado en el proceso selectivo y están pendientes de conocer el resultado final.

Fuentes oficiales de la Consejería de Sanidad han señalado ahora que la resolución definitiva se publicará “de forma inminente”, aunque sin concretar una fecha. Entre los motivos que manejan para justificar este retraso indican el cambio en la gerencia del centro hospitalario, antes en poder del que fuera candidato en las listas del PP el 20D, José María Eiros, que el pasado mes de marzo fue sustituido por Francisco Javier Vadillo.

No hay comentarios