José Sarrión, en el centro, durante una visita a Villalar. Foto: IU
José Sarrión, en el centro, durante una visita a Villalar. Foto: IU

Los afiliados de Izquierda Unida de Castilla y León han elegido a José Sarrión Andaluz, nuevo Coordinador General de la formación política. Con el 71,6% de los votos emitidos, la candidatura ‘Recuperar la ilusión’ que él encabezaba se ha impuesto a ‘IUCyL Sí, Plural y Diversa’, liderada por Miguel Ángel Viñas.

“Represento el proyecto de la izquierda radical sin complejos, que no está reñido con el sosiego y la tranquilidad”, ha declarado a últimoCero Sarrión, convencido de que la mejor estrategia es “recuperar la política como pedagogía frente al marketing y los titulares”. “Hay que hacer una política de contenidos, de fundamentos, de plantar cara a las multinacionales. El problema no es quién gestiona lo que el capitalismo nos permite, sino poner en duda este sistema. Hay que hacerle una enmienda a la totalidad, ser revolucionarios”, apunta el nuevo Coordinador regional de IU en Castilla y León.

“La tarea a partir del sábado la prioridad es aplicar en Castilla y León la política aprobada en la asamblea federal también de forma mayoritaria, que es vertebrar una herramienta de las y los trabajadores, anticapitalista, feminista y ecologista”, apunta Sarrión,  que deja en manos de la militancia posibles pactos electorales futuros con otras formaciones. “La actual confluencia de Unidad Popular fue una apuesta de 2015 que contó con el apoyo del 90% federal. Es una apuesta que se va renovando en cada proceso y es ratificada por la militancia”.

Preguntado sobre porqué a algunas formaciones les sientan tan mal las primarias que a otros les sientan tan bien, Sarrión lo tiene claro: “En IU nos une un proyecto político ideológicamente fuerte. Las ideologías, por mucho que algunos se empeñen, no han muerto. Eso nos permite que los debates sean transparentes y pongan de manifiesto todo lo que nos une”, ha indicado el nuevo líder regional de IU.

En referencia a la actual situación del PSOE, Sarrión no ha puesto paños calientes: “Del PSOE no espero nada. Es el partido que ha protagonizado las mayores traiciones a la clase trabajadora”, ha sentenciado recordando no solo la entrada en la OTAN y la desindustrialización impulsada por Felipe González, sino también la precarización laboral con la aprobación de las empresas de trabajo temporal pero, sobre todo, la reforma del artículo 135 de la Constitución “un acto de cobardía y traición” que ahora sigue pasando factura a los más desfavorecidos en forma de recortes sanitarios y educativos.

No hay comentarios