Doris Benegas, puño en alto, en el momento en que fue detenida el 4 de octubre de 2014. Foto: Raúl Capín
Doris Benegas, puño en alto, en el momento en que fue detenida el 4 de octubre de 2014. Foto: Raúl Capín

Doris Benegas ha ganado después de muerta su último juicio contra la Administración: la letrada de su representación y defensa alegó que el fallecimiento de la sancionada debía conducir a la extinción de toda responsabilidad administrativa. Pero también dice que "no existe una prueba de cargo suficiente del hecho que constituye la infracción imputada".

El Juzgado Contencioso-Administrativo número 4 de Valladolid, en sentencia del 27 de enero de 2017, declara "extinguida la responsabilidad administrativa de Doña Doris María Benegas Haddad en los términos en que la misma se le atribuye por la resolución de la Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Madrid fechada el día 24 de febrero de 2015 dejando sin ningún efecto dicha resolución. Sin condena en costas".

El fallo, contra el que no cabe recurso, se deriva del procedimiento abreviado celebrado el pasado 25 de enero, en el que se vio el recurso de impugnación contra la resolución dictada por la Delegación de Gobierno en la Comunidad Autónoma de Madrid -al frente de la que estaba entonces Cristina Cifuentes- el 24 de febrero de 2015 por la que se imputaba a Doris Benegas "una infracción grave tipificada en el artíuclo 23 c) de la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, y se le impone una sanción de multa por importe de 900 euros".

En la vista, en la que Doris Elena Ocampo Benegas, sustituyó a su madre fallecida el 29 de julio de 2016, la letrada Ana Pérez, que representó y defendió a la parte demandante, señaló que "el fallecimiento de la sancionada debe  conducir a la extinción de toda responsabilidad administrativa". Petición a la que se opuso la abogada del Estado y que ha sido estimada por el magistrado-juez Jesús Mozo Amo.

Ana Pérez durante la vista también defendió el derecho fundamnetal de reunión y el derecho a la libertad de expresión, "cuyo ejercicio imposibilita la imputación de la infracción sancionada". Y alegó el derecho de presunción de inocencia: "No existe ninguna prueba que acredite que la sancionada era la organizadora de la manifestación, que tuvo lugar el 4 de octubre de 2014, en Madrid".

El titular del Juzgado Contencioso-Administrativo número 4, una vez practicada la prueba documental y testifical, también considera en la sentencia que "no se puede deducir que existe una prueba de cargo suficiente del hecho que constituye la infracción imputada". Es decir, que Doris Benegas fuera la 'organizadora' o 'promotora' de la manifestación convocada por la Coordinadora 25-S a favor de la República, a cuyo inicio fue detenida junto a su compañero Luis Ocampo y otra persona.

Significativo es lo que dice el magistrado-juez Mozo Amo en el fallo, en relación con el informe elaborado por el Inspector Jefe de la Policía, 'prueba de cargo' para imponer a Doris Benegas la multa de 900 euros:

"Los informes a los que se ha hecho mención, atendiendo al contenido de los mismos, no se considera que sean prueba de cargo suficiente para determinar que Doña Doris María Benegas Haddad fuera 'organizadora' o 'promotora' de la concentración / manifestación ocurrida el día 4 de octubre de 2014. Ninguno de esos informes acredita directamente que Doña Doris María Benegas Haddad dirija, presida o ejerza actos semejantes respecto a la manifestación o concentración. Tampoco esos informes acreditan la existencia de publicaciones o declaraciones de convocatoria, impresos ni discursos. Dichos informes no hacen ninguna referencia a banderas o lemas que puedan relacionar a Doña Doris María Benegas Haddad con la organización o promoción de la reunión / manifestación. En los informes, respecto a los hechos contenidos y relatados en los mismos, no hay ninguna explicación de la que se pueda deducir, de manera lógica y razonable, el hecho indicado, es decir la condición de 'organizadora' o 'promotora' de la manifestación / concentración. Dicha explicación no se encuentra implícita en los informes indicados considerando necesario que se haga de manera expresa dado que: (1) el informe policial considera que Doña Doris María Benegas Haddad no era la única participante a la que se atribuye el calificativo de 'más significativo' dado que había, al menos otras dos personas; (2) en el primer informe se dice que Doña Doris María Benegas Haddad iba en la cabecera con la pancarta mientras que en el informe de ratificación se la sitúa detrás de la pancarta principal; (3) en el informe de ratificación se indica que Doña Doris María Benegas Haddad organizaba, dirigía y explicaba el motivo de la convocatoria de la concentración y a la postre manifestación con cánticos y gritos para alentar a la masa mientras que en el informe inicial se señala que la megafonía la portaba otra persona no acomodándose a lo razonable que la incitación a la manifestación se haga por un sujeto distinto de aquel que porta los medios adecuados para ello; y (4) la negativa al dialogo con la policía, sin más explicación, es un ahecho que no abunda en la atribución a Doña Doris María Benegas Haddad de la condición de 'organizadora' o 'promotora' debiendo tenerse en cuenta, además, que su posterior detención no impidió que la actuación inicial se siguiera desarrollando según se relata en los informes mencionados".


Contenido relacionado:


Noticias relacionadas:

No hay comentarios