El presidente del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martínez Bermejo. Foto: Jorge Ovelleiro
El presidente del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martínez Bermejo. Foto: Jorge Ovelleiro

El Grupo Municipal del PP ha propuesto hoy en el transcurso del pleno municipal que el equipo de Gobierno explore la posibilidad de ubicar en los conventos de San Quirce y Catalina de Siena la Ciudad de la Justicia que su partido proyectó en el barrio Girón y que está previsto desarrollar en el antiguo Colegio El Salvador.

Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz del PP, Jesús Enríquez, en el transcurso del debate para la aprobación provisional de la modificación del PGOU y del PECH en el ámbito discontinuo del antiguo hospital Pío del Río Hortega, Colegio El Salvador y finca Zambrana, en el que su grupo ha sido el único que ha votado en contra.

Enríquez, que ha señalado que esta nueva modificación requiere “de un nuevo periodo de exposición pública”, ha señalado que la ocupación de esos conventos, ahora abandonados supone “una oportunidad para no tener que meter con calzador la Ciudad de la Justicia en el centro de la ciudad”.

El portavoz del PP ha calificado como “proyecto ni-ni” la Ciudad de la Justicia: “Ni en las faldas de Girón, ni en el centro. Por eso les ofrecemos esta tercera alternativa”.

Manuel Saravia. Foto: Jorge Ovelleiro
Manuel Saravia. Foto: Jorge Ovelleiro

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, armado de paciencia y con un plano, ha comentado la poca trascendencia de los modificados planteados para rechazar que el proyecto deba salir de nuevo a exposición pública y ha acusado al PP de tratar de retrasar lo mas posible este proyecto.

El debate lo ha cerrado el alcalde, Óscar Puente, que ha tomado la palabra para recordar que cuando llegó al Ayuntamiento no estaba firmada la permuta para que la Ciudad de la Justicia pudiera instalarse en Girón. “Este es un problema que tiene la Justicia. La Justicia no puede crear un problema a la ciudad para solventar su problema”, ha indicado el alcalde, que no ha ocultado su favorable sorpresa al conocer que el PP está dispuesto a intervenir en suelos propiedad de la Iglesia.

Este ha sido uno de los puntos más llamativos del pleno celebrado hoy en que también se ha aprobado una moción corporativa para instar la concesión de la Orden Civil de la Seguridad Social a la Asociación Casa de Beneficencia de Valladolid, con motivo del bicentenario de su creación, así como otra moción del grupo municipal Sí Se Puede Valladolid para reclamar avances en el desarrollo de la Sede Electrónica, con distintas modificaciones.

El alcalde se dirige a la bancada popular. Foto: Jorge Ovelleiro
El alcalde se dirige a la bancada popular. Foto: Jorge Ovelleiro

También se ha suscitado el debate en la moción del grupo municipal Valladolid Toma la Palabra para requerir a la empresa Aguas de Valladolid, S.A colaboración en la finalización del contrato de gestión del abastecimiento de agua y saneamiento.

Tanto Ciudadanos como el PP se han abstenido tras un encendido debate en el que ambas formaciones políticas han dejado clara su oposición al proceso de remunicipalización del agua. En el caso de Ciudadanos, su portavoz Pilar Vicente, sin aportar datos concretos, ha augurado una subida del precio del agua, mientras que en el caso del PP, el concejal Carlos Fernández, ha acusado a la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, de “no saber gobernar”.

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero. Foto: Jorge Ovelleiro
El portavoz del PSOE, Pedro Herrero. Foto: Jorge Ovelleiro

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero ha acusado al PP de “estar con los dedos cruzados para ver si algo sale mal” y ha acabado sentenciando que los concejales del PP “son piratas de lo público”.

Finalmente, la moción ha sido aprobada sin votos en contra.

Se ha perdido el tiempo en discutir una moción para que el equipo de gobierno cumpla sus compromisos y Valladolid pueda recuperar el impulso económico que finalmente el PP ha decidido retirar para que no fuera sustituida por otra del PSOE. Al finalizar el debate, el alcalde ha acusado al presidente del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo de practicar el “filibusterismo político”. Ante las insistentes quejas por la falta de tiempo para intervenir del PP, el alcalde ha señalado a Martínez Bermejo: “Cuanto más habla usted, más daño se hace. Viene a hacer el ridículo a este salón de plenos. Esta es una opinión compartida por muchos miembros de su bancada”, llegó a espetarle el alcalde.

Vista general del salón de plenos. Foto: Jorge Ovelleiro
Vista general del salón de plenos. Foto: Jorge Ovelleiro

El pleno que sigue celebrándose en un salón presidido por un cristo, se dio por concluido a las 15,40 horas.

No hay comentarios