Fachada de VIVA.
Fachada de VIVA.

El representante del PP en el Consejo de Administración de la Sociedad Municipal de Vivienda VIVA, votó a favor de la subida de nivel de las dos trabajadoras municipales con las que ahora se ha pactado el correspondiente incremento salarial en el SERLA. Así se desprende del acta correspondiente a la sesión celebrada el 31 de marzo de 2016 donde se aprobó, por unanimidad, el “reconocimiento del nivel retributivo para la categoría de Administrativos del personal laboral de la sociedad” y cuyo sueldo aparejado ambas trabajadoras no habían llegado a percibir durante todo este tiempo.

Según el citado acta, al que ha tenido acceso últimoCero, en esa sesión, en relación a la solicitud de equiparación salarial de las dos trabajadoras, se aportó un escrito en el que se reconoce que durante 15 años estuvieron realizando funciones por encima del nivel reconocido en su contrato (Grupo 3, Nivel 10) y que por eso solicitaban que se les equiparara al nivel 20 del personal funcionario del Ayuntamiento que sería el equivalente al Grupo 3, Nivel 7 (tres niveles más).

“Se comprueba de los expedientes de personal analizados que dichas trabajadoras no han recibido ninguna subida salarial, reconocimiento de nivel o incremento de categoría, al contrario que la mayor parte del personal, sin que se conozca ninguna causa que lo justifique”, se llega a apuntar expresamente en el acta antes de acordar “por unanimidad la subida salarial” de las dos empleadas “equiparándolas al nivel retributivo del Grupo 3 Nivel 7 del personal laboral del Ayuntamiento de Valladolid, sin carácter retroactivo”.

Fragmentos del acta del Consejo de Administración de VIVA del 31 de marzo de 2016.
Fragmentos del acta del Consejo de Administración de VIVA del 31 de marzo de 2016.

Si ayer fue Pilar Vicente, Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid, la que pedía al concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, que diera las explicaciones oportunas de “por qué decidió unilateralmente subir el sueldo a dos trabajadoras de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda”, VIVA, algo que “supondría una extralimitación en sus funciones y un incumplimiento del procedimiento legal oportuno”, hoy ha sido el PP el que ha dado una rueda de prensa para denunciar que “el tripartito municipal sube unilateralmente y de forma irregular las retribuciones municipales a una dirigente provincial socialista”.

En concreto el PP apunta a la empleada Ana Isabel Casado Ridruejo que es miembro de la Comisión Ejecutiva provincial, al ostentar la Secretaría de Política Social y Vivienda del Partido Socialista y es pareja de la persona que ocupó la posición 11 de la candidatura municipal del PSOE en el Ayuntamiento, Marcial Barba. A ambos los describe como “amigos personales del actual alcalde Oscar Puente”.

Según el PP, “no constan precedentes en el Ayuntamiento de Valladolid” de una subida salarial a través de un acto de conciliación-mediación en el SERLA. El PP municipal considera que “la subida de sueldo de la dirigente socialista no sólo es arbitraria, por su falta de precedentes y procedimiento, sino también es discriminatoria e injusta respecto del resto de trabajadores municipales que no sólo no tienen ninguna subida salarial fuera de las señaladas legalmente, sino que si quieren que el ayuntamiento atienda sus reclamaciones tienen que acudir a los juzgados y gastarse su tiempo y su dinero en pleitos”.

Los populares creen que el concejal de Urbanismo y presidente de VIVA, Manuel Saravia se ha extralimitado en sus funciones aceptando la propuesta de mediación para la que no tenía la encomienda del Consejo de Administración de VIVA. Además destacan que “acudió a la mediación sin ningún apoyo de informe jurídico o económico de la situación y sin el apoyo de la Gerencia de la sociedad que era la que tenía asignada tal función” y además, “no puso en conocimiento de los representantes legales de los trabajadores la mediación”. “La consecuencia final es la subida salarial de la dirigente socialista y la otra trabajadora que, desde el acuerdo de mediación, cobran más que el resto de trabajadores de la misma categoría en VIVA y en el Ayuntamiento”.

Los concejales del PP valoran solicitar una convocatoria extraordinaria del Consejo de Administración donde se trate monográficamente este “asunto irregular” y se acuerde “una solución respetuosa con las leyes y que no sea arbitraria y discriminatoria con el resto de trabajadores municipales”. Los populares esperan que “una decisión irregular como ésta no derive en reiteradas propuestas de arbitraje y mediación de todos los trabajadores municipales que se han visto agraviados por esta cacicada”. “Por desgracia, Puente y Saravia les han enseñado el camino”, sostiene el PP, convencido de que este “es el enésimo acto de proselitismo de Puente y su equipo y se une a otros como la contratación de su cuñada por parte del concejal Gato, el intento de contratar a una periodista de confianza en la Agencia de Inversiones o duplicar el personal eventual de confianza”.

El alcalde Óscar Puente, ha tratado de minimizar la importancia de este caso recordando que las dos empleadas trabajaban en la empresa mucho antes de que él llegase a ser alcalde y que él no ha llegado a enterarse del acuerdo alcanzado en el SERLA. "Éstas son las preocupaciones habituales del PP en la oposición", ha sentenciado irónico.


Noticias relacionadas:

Ciudadanos pone la lupa sobre dos subidas de sueldo en VIVA

No hay comentarios