Dos mujeres en una de las protestas de los trabajadores de Lauki. Foto: Gaspar Francés
Dos mujeres en una de las protestas de los trabajadores de Lauki. Foto: Gaspar Francés

Los sindicatos UGT y CCOO de Castilla y León, junto con el comité de empresa de Lauki, han mostrado su más profunda indignación y repulsa por el Expediente de Extinción de Empleo para la totalidad de la plantilla de la Central Lechera Vallisoletana presentado esta mañana al comité de empresa y a la Oficina Territorial de Trabajo de Valladolid. En un documento de más de 100 folios el gigante mundial lácteo Lactalis “ha hecho oído sordos” a las demandas de la plantilla y de la sociedad vallisoletana en defensa de una fábrica viable desde todos los puntos de vista.

Ambas organizaciones sindicales consideran que el proceder de la multinacional francesa Lactalis, propietaria de la planta ubicada en el barrio de los Nuevos Viveros, que no se ha dignado a contestar a la propuesta de viabilidad de la fábrica vallisoletana hecha por el Gobierno, los sindicatos y la patronal de Castilla y León es “totalmente despreciable” y supone “una declaración de guerra”.

“Han hecho caso omiso a un planteamiento que avala ampliamente la viabilidad de Lauki. Además contaba con acciones firmes de flexibilidad por parte de la plantilla, y con importantes ayudas de la Junta para continuar con la actividad en caso de ser necesarias. Han despreciado impunemente este trabajo. Y lo que es peor, a todo el mundo que estaba detrás de esa propuesta. Han dado la espalda, sin ningún reparo o escrúpulo, a las instituciones y la sociedad de esta tierra. Se trata de un proceder ruin y claramente insultante para la ciudadanía de Valladolid, y de todo Castilla y León”, ahondan los dos sindicatos.

Ante esta inesperada reacción por parte de Lactalis, CCOO y UGT se han dirigido ya a la Mesa General de las Cortes Regionales de Castilla y León para solicitar una reunión urgente en la que se estudie el nuevo escenario. Y una vez realizado un análisis en profundidad de la situación, remitir una carta a la dirección de la multinacional gala para que muestre un mínimo de respeto en su proceder, que responda a la propuesta mandada y sí no va a dar marcha atrás al Expediente que han presentado hoy. “Recurriendo a un conocido refrán castellano, Lactalis está obrando como el perro del hortelano: ni va a producir, y lo que es peor, tampoco va a dejar que otros produzcan allí para que no le hagan competencia. Se trata de un proceder indecente contra el que nos rebelamos y no nos vamos a quedar de brazos cruzados”.

Ante este órdago de Lactalis sobre Lauki y sus trabajadores y trabajadoras, UGT y CCOO de Castilla y León van a responder con la firmeza de las convicciones sindicales y de la legalidad vigente. El primer paso a dar será no firmar este Expediente. Y el siguiente acudir el próximo mes de mayo a Bruselas y a Paris, sede central de Lactalis, a ser escuchados y respondidos.

No hay comentarios