una mujer colocando la esquela y una mascara blanca en recuerdo de una víctima. FOTO: ÚC
una mujer colocando la esquela y una mascara blanca en recuerdo de una víctima. FOTO: ÚC

“Todas y todos los ciudadanos y nuestras instituciones deberíamos mostrar con orgullo, sin vergüenza, de frente, que se nos vea y sin escondernos nuestro apoyo a las víctimas y a las supervivientes de la violencia machista”. Este ha sido uno de los mensajes que se ha lanzado esta tarde en la concentración que todos los 25 de casa mes organiza ADAVASYMT y que hoy ha vuelto a coincidir con otro asesinato. En 2018 el machismo asesinó, al menos, a 78 mujeres, a 2 hombres y a 13 menores. En lo que llevamos de 2019 han sido asesinados 2 menores y 19 mujeres.

Según se ha explicado durante la concentración celebrada en Fuente Dorada, “la violencia machista no se limita a asesinar. Violaciones, abusos, maltrato físico o psicológico, control y acoso, son algunas de las innumerables formas de esta violencia producida por individuos execrables, pero sostenida por una sociedad patriarcal”.

Concentrados esta tarde en Fuente Dorada. FOTO: ÚC
Concentrados esta tarde en Fuente Dorada. FOTO: ÚC

“Las víctimas, mujeres, niños y niñas con las que los vallisoletanos nos encontramos y convivimos a diario. Son nuestras compañeras de trabajo, nuestras clientas, quizá nuestros familiares, en definitiva nuestras vecinas. Sin embargo, de su sufrimiento solemos saber o querer saber, poco o nada”, han hecho constar antes de indicar que “en los 25 años que ADAVASYMT tiene de trayectoria ha tratado de prestar apoyo profesional y humano a miles de mujeres que han hecho el titánico esfuerzo de pedir ayuda, y, probablemente, sólo sea la punta del iceberg”. “Demasiado dolor, demasiado sufrimiento, como para que nos mantengamos sordos. Al maltratador, al violador, al machista debemos pararlo entre todos, hacerle saber cada día que no es ni aplaudido, ni bienvenido a nuestro lado, en nuestra ciudad”, indica el colectivo.

“Tenemos el convencimiento de que las supervivientes tienen que tener un espacio, un apoyo social para contar, desde su pelea por la supervivencia, que las cosas hay que hacerlas de otra manera, con recursos y empeño en la educación, con recursos y empeño en la protección de las víctimas, con recursos y empeño en promocionar los valores del feminismo, con recursos y empeño en desterrar la violencia contra quienes cuidan, ... en fin con recursos y empeño y sin permitir ni un solo paso atrás en los logros sociales y legislativos en la lucha contra la violencia de género”, se ha insistido.

No hay comentarios