A veces tus pies están en un lugar y tu cabeza está en otro y tú no sabes donde quieres estar, si donde tus pies o donde tu cabeza.

Y decides esperar un poco, ahí paralizada, a ver qué pasa...

No hay comentarios