Aldana Herrera, Verónica Serrada y Sheyla Niño. FOTO: Isa Sanz

La Sala Fernando Urdiales del Teatro Zorrilla acogerá ‘Decálogo para la supervivencia’, de la compañía Essere Colpito, formada por egresadas de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León. Escrita por la dramaturga vallisoletana Verónica Serrada, está dirigida por la propia compañía y protagonizada por Aldana Herrera y Sheyla Niño, su protagonista se embarca en un “viraje existencial” en el que visita diez estaciones o razones para seguir viviendo.

‘Decálogo para la Supervivencia’ surge de la pluma de la escritora y dramaturga vallisoletana Verónica Serrada para “dar voz a una fémina en plena conquista de su existencia” que “en su transitar a la madurez hace balance, un acrobático ejercicio de dejar atrás lo que pesa y acoger las nuevas alas que la vida le regala”.

La obra de la vallisoletana se caracteriza por un impulso consciente de dar visibilidad a las mujeres como agentes de cambio. No en vano, su primer texto teatral editado, 'Diálogo de dos amigas ante la ausencia. El Arte con forma de mujer', valedor del Premio Letras Jóvenes 2005, evidenciaba cuestiones como el empoderamiento femenino, el amor entre mujeres o la feminidad. Responsable del blog ‘De raigambre castellana’ de últimoCero en el que aborda sin medias tintas la problemática de la desigualdad relativa al género, ha estrenado recientemente la obra Breakin Barrio (2019) en el Laboratorio de las Artes de Valladolid producida por la compañía vallisoletana Rayuela.

“No es la primera vez que me enfrento a un texto teatral, pero si la única ocasión en la que me ha ocurrido asistir como espectadora a una representación, y nacer –directamente ligadas a este hecho teatral previo- la necesidad, inspiración y voluntad indispensables para iniciar la escritura de un nuevo trabajo”, reflexiona la dramaturga trasladándose al Festival de otoño en Primavera 2011 donde se sintió “golpeada, convulsionada y conmovida por cada palabra escuchada”, refiriéndose a la expresión italiana “essere colpito”, traducida literalmente como “ser golpeado”, momento en el que Verónica notaba como ardía entre sus manos “un decálogo que deseaba compartir con el público”.

La protagonista de ‘Decálogo para la supervivencia’ trata de ordenar sus recuerdos para cambiar el rumbo de su propia vida, embarcándose en un “viraje existencial” en el que visita diez estaciones o razones para seguir viviendo. “Brazos hambrientos de abrazos”, “un 28 de febrero de 1987 descubrí que la calva del yayo no siempre iba a estar ahí”, “decir lo que uno piensa no siempre será bien recibido” o “papá no es infalible o la bofetada que me dio mi padre porque decidí comprar una libreta demasiado cara” son algunas de estas paradas, culminando en la décima: “Cuando mi hijo salió de mis entrañas por fin lo entendí casi todo”.

Esta obra hace al público partícipe de este “vía crucis contemporáneo” que revela la configuración del nuevo ser en el que anhela convertirse. Uniendo todos los ingredientes de esta “liturgia escénica”, tanto desde la escena como desde las butacas descubrirán que "todos somos extranjeros de nuestras vidas hasta que aprendemos a habitarlas”.

Aldana Herrera y Sheyla Niño dan voz y forma al texto de ‘Decálogo para la supervivencia’ que fue seleccionada para el Programa Artistas en Laboratorio de las Artes de Valladolid y mostrada ante el público en el propio LAVA en 2013, habiendo sido representada posteriormente en la Sala Arte y Desmayo de Madrid en 2014 o en La Malhablada de Salamanca en 2015.

Después de estrenarse en pequeño formato en El Salón de Godot, espacio creado también por egresados de la ESAD, llegará este sábado 13 de abril a la Sala Fernando Urdiales del Teatro Zorrilla de Valladolid a partir de las 21 horas. Las localidades están a la venta por doce euros.

No hay comentarios