El colegio San Juan de la Cruz, vallado para su inminente derribo. Foto: úC
El colegio San Juan de la Cruz, vallado para su inminente derribo. Foto: úC

Tras la asamblea celebrada ayer convocada por la Asociación Vecinal Rondilla en la que se valoraron distintas propuestas para mantener el edificio del antiguo colegio como equipamiento para el barrio y se acordó concentrarse desde mañana a las 7 de la mañana junto al colegio, la Federación muestra su apoyo a dicha Asociación en sus reivindicaciones y las acciones emprendidas para lograrlas.

La Federación insiste en solicitar al Secretario de la Seguridad Social en funciones y diputado por Valladolid por el Partido Popular, Tomás Burgos, la suspensión de la demolición del edificio y una salida negociada con el Ayuntamiento y los colectivos del barrio para esta situación.

Resulta incomprensible que la tesorería de la Seguridad Social plantee el derribo y construcción de un nuevo edificio en el solar del san Juan de la Cruz cuando cuenta multitud de espacios cerrados, como los de las calles Muro y Gamazo, disponibles para el uso previsto. Este gasto innecesario entra en contradicción con la situación económica de este organismo y contrasta con el poco interés por resolver las necesidades reales de la ciudadanía”, explican en un comunicado.

En opinión de esta Federación, la problemática del San Juan de la Cruz debe enmarcarse en un debate más amplio sobre los posibles usos de los equipamientos públicos vacíos o infrautilizados repartidos por toda la ciudad.


Noticias relacionadas:

 

No hay comentarios