Parte del colectivo Arañados Signos durante la inaguración. FOTO: Jorge Ovelleiro
Parte del colectivo Arañados Signos durante la inaguración. FOTO: Jorge Ovelleiro

El colectivo Arañados Signos se despide tras más de diez años realizando obras y exponiéndolas de forma colectiva. Lo hacen con una exposición bajo el título "Interpretando a Octavio Paz", ya que todas las obras giran entorno al poema ‘Escrito con tinta verde’ del poeta mexicano. La muestra, inaugurada ayer, estará abierta al público hasta el 14 de diciembre en el espacio creativo La Fontanería.

Arañados Signos surgió del desaparecido bar La Curva, un lugar de reunión para artistas y gente del mundo universitario y cultural, y del festival de poesía actual Versátil.es, que hacía la Universidad de Valladolid: “Durante estos 10 años lo que hemos hecho ha sido, apoyándonos en poetas actuales, inspirarnos en sus versos para crear obras visuales”, explica Vanesa Calzada, miembro del colectivo y regente de La Fontanería.

Poema que ha servido como hilo e inspiración de la exposición. FOTO: Jorge Ovelleiro
Poema que ha servido como hilo e inspiración de la exposición. FOTO: Jorge Ovelleiro

En la exposición "Interpretando a Octavio Paz" que se inauguró este jueves, siendo una muestra colectiva, hay obras hechas con diversas técnicas, desde fotomontajes, fotografía analógica, collage, acuarela o textil, entre otras. “Este grupo es muy abierto, hay gente que está empezando y otros que son artistas que tienen ya una trayectoria”, explica Calzada destacando a Luis Nieto, que ha creado una obra para esta exposición, y a Casilda García Archilla, aunque en ésta no ha participado. Quienes sin han aportado sus obra son Raquel Martínez, Pablo Nieto Sánchez, Luis González Gallego, Kutxi da Pau, Bulgarcita Pingos, Rosa Fraile, La Familia Bien Gracias, Pepe Pin, Juanita Ventura y la propia Vanesa Calzada.

Las temáticas de las anteriores exposiciones las han elegido, siempre dentro de la poesía, mediante distintos juegos creativos, aunque sin duda esta última se ha llevado la palma, a raíz de una confusión en los correos electrónicos: “Una de las chicas tenía este poema en su firma del email y entonces la gente empezó a decir: pues este está bien”, tanto que resultó elegido ‘Escrito con tinta verde’, del poeta mexicano Octavio Paz, recogido en su libro ‘Semillas para un himno’ de 1954.

Parte de la exposición en La Fontanería. FOTO: Jorge Ovelleiro
Parte de la exposición en La Fontanería. FOTO: Jorge Ovelleiro

En anteriores muestras, además de diversas técnicas, también ha habido otras disciplinas artísticas como la danza, de la mano de Rosa Guerro, además de instalaciones o videoarte. Pese a que "Interpretando a Octavio Paz" será la última bajo el paraguas, anuncian que esto tan solo es el final del nombre Arañados Signos, ya que están en un proceso asambleario para decidir qué rumbo tomar a partir de ahora: “Por lo menos lo que hemos sacado en claro es que la gente quiere seguir haciendo obra y exponiéndola de forma colectiva”. Por ahora ésta, que anteriormente estuvo en el Centro Cívico Pajarillos, podrá visitarse hasta el 14 de diciembre.

La Fontanería ha sido el lugar elegido para acoger esta última exposición de Arañados Signos, un local inaugurado el pasado septiembre que lleva el nombre del establecimiento que allí regentaban sus padres: “Es un espacio creativo en el que sobre todo hay cursos de estímulo de la creatividad, exposiciones, hacemos diseño gráfico y coaching”, explica Vanesa, su impulsora. Con el juego como hilo transversal, además de hacer talleres y cursos fuera del espacio, tienen varios en marcha en La Fontanería: uno sobre autoedición, otro de creatividad aplicada para adultos y otro que acaba de lanzar, para todas las edades, sobre relajación y concentración a través del dibujo.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios