Las fotos que nunca te hice

Hubo un tiempo, no muy lejano, pero que desde la actualidad -plagada de exposición mediática y selfies por doquier- parece casi un tiempo mítico,...

Se acabó

Amo a los hombres. Amo a las mujeres. He amado a algunos hombres y a algunas mujeres. No guardo rencor a ninguna de mis...

En otra vida fui griega

Barajé Hydra como destino. Refugio de mi adorado Leonard Cohen. Avatares del capricho que fui a poner los pies en Mykonos, bautizada como “la...

Mamá mercromina

Mi madre.

 Mi madre no canturreaba. Era una madre castellana, llana, llana.
 Mi madre sin embargo, te sostenía con su sola presencia, todo un baluarte en...

Enrojando mi alma

La providencia me ha regalado una ocupación alimenticia diaria maravillosa. Soy trabajadora social en un servicio de teleasistencia. Este empleo obliga a dos cosas: un trabajo...

Dionisos de andar por casa

Elogio de la soledad. El anonimato en una buena exposición, regalarse la oscuridad y magia de la sala de cine sin aliado de butaca, un...

Abuelita que estás en los cielos

La muerte. Esa señora tan incómoda que cuando viene a visitarnos lo pone todo patas arriba. Los niños y la muerte. No hace demasiados años, se...

Nos robaron el pan y la sal

“No hay historia muda, por mucho que la quemen, por mucho que la rompan, por mucho que la mientan, la historia humana se niega...

Oda a la madre imperfecta

Hay madres y madres. Hay madres y otras madres. Hay madres alérgicas al talco de bebé. Hay madres que no quieren cocinar pensamientos mientras preparan la cena. Hay...

Generación perdida

Hemos sido afortunados. Nacer a este lado del mundo es lo que tiene... No somos refugiados de Siria ni nos han obligado a trabajar en...

Comunidad últimoCero

¿Olvidaste tu contraseña?

– Hazte cómplice